Va por Santi – Ricardo Medori

Por 10/03/2015 Sin categoría Sin comentarios

Pese a que mi encuentro con Santi fue fugaz, un día en Buenos Aires,
sin embargo su simpatía, su afectuosa cercanía y su cordial y perma-
nente sonrisa me cautivaron de inmediato.
Fueron momentos de alegría compartida en grata camaradería en una cena
todo el grupo unido, en el que fui cariñosamente recibido…Nunca pude
olvidarlos.

Ahora, su violenta y prematura partida de este mundo, me ha impactado
profundamente. Es que era un ser totalmente querible, por su franqueza y bonhomía,
tal y como lo conocí y por relatos de compañerismo de mi hijo Carlos Alberto…
Por éso sentimos tanto su ausencia…y si bien dice la canción “…cuando un amigo se va, queda un espacio vacío..” su espacio queda lleno del recuerdo de su corta pero espléndida vida vivida en plenitud. El estará siempre entre nosotros, sus compañeros de trabajo, sus amigos, y quienes tuvimos la dicha de conocerlo, de manera intangible pero real, por aquello en que creemos: la comunión de los santos….él está ahora junto a Dios gozando de su luz eterna…
Santi querido, descansa en paz…

Ricardo Medori